Google
 

Características distintas: simpatía y empatía


Aunque tienen puntos en común, no conviene confundir la empatía con la simpatía. Mientras que la empatía es más emocional, la simpatía corresponde más al lado racional de la persona. Podría definirse como un proceso mental que permite conectar con lo que piensan los demás. Aunque comúnmente se utiliza con un sentido muy positivo, la simpatía no siempre es tan inofensiva como se la representa. Una persona puede ser simpática, es decir, conectar con lo que piensa otra, y tener actitudes hostiles, o utilizar esa conexión como forma de ataque.


La empatía, por su parte, tiene mucho que ver con la comunicación no verbal. Hay personas que no pueden expresar fácilmente lo que sienten con palabras, pero lo hacen muy bien usando los ojos, la expresión, los gestos o el tono de voz. Saber reconocer estas señales es una de las características principales de las personas que tienen bien desarrollada su empatía.


Algunas profesiones que requieren estar ante el público, como la venta, la enseñanza o la medicina, requieren personas con gran empatía. Salvo excepciones patológicas, todo el mundo la utiliza en mayor o menor medida y hay personas que la tienen desarrollada de forma superior a la media.